Todos los huevos en una canasta

by hergit11

broken-eggs

Parecería que La Gran Recesión se ensañó contra nosotros. No obstante, en otros estados de la nación -Texas, por ejemplo-, la crisis a penas se ha sentido. Por el contrario, durante de los últimos cinco años, aquí hemos sido testigos de la casi extinción de la industria de la construcción, con el subsecuente incremento de la tasa de desempleo, lo que produjo un número sin precedente de casas expropiadas por los bancos, por sólo citar algunos de los efectos resultantes del desplome en el sector turístico, que es muy frágil si consideramos el impacto devastador que tienen sobre él eventos como el 9/11 o la “recesión” económica.

Del éxito del turismo, (gallina de los huevos de oro), depende en gran parte el éxito de la economía local. De ahí la vital importancia de “no poner todos los huevos en una sola canasta”, como reza el refrán popular, si no contar con varios renglones que aporten a nuestro desarrollo económico. Este concepto no es ignorado por estos lugares y es lo que conocemos como diversificación económica, gracias a la cual la ciudad de Austin, aproximadamente del mismo tamaño que Las Vegas, le ha ido muy bien en medio de esta debacle.
Austin cuenta, entre otros sectores, con: tecnología informática, negocios privados, servicios personales y gubernamentales (por ser la capital del estado de Texas), una rica vida universitaria aparte de una vibrante escena de bares y restaurantes.
Por largo tiempo se ha cacareado en Sin City sobre la urgencia de cambiar nuestro modelo actual, basado en el turismo, por uno que cuente con nuevas alternativas, como por ejemplo: la explotación de la energía solar, la edificación de planteles informáticos, a merced de la ausencia de desastres naturales o que más corporaciones muden sus casas matrices dentro de nuestra jurisdicción. Sin embargo, a pesar de tanto quiquiriquí, ni Las Vegas, ni Nevada han sido capaces de incubar proyectos concretos que logren ¡por fin! diversificarnos. Y, aquí entre nos, una se pregunta: ¿qué estaremos esperando?

http://eltiempolv.com/articles/2013/10/31/opinion/doc5272c84a83410416167337.txt

Advertisements