aquientrenos

Home of Hergit Llenas Online

Category: Aqui entre nos

La nueva segregación socio-económica


de Hergit Penzo Llenas
Directora Nacional de Participación Hispana
para American Federation for Children

Durante el mes de enero, en toda la nación se ha celebrado la semana de las opciones escolares. Mucho se ha escrito sobre los diversos eventos que tuvieron lugar en cada una de las ciudades donde se dieron citas miles de padres, estudiantes, directores, maestros y líderes comunitarios para celebrar tan gloriosa ocasión. De manera que no lloveremos sobre mojado. Sin embargo, algo que nos parece pertinente es explicar con más calma ¿qué en sí se estuvo celebrando?
Por definición, la opción escolar es el derecho que tiene cada padre a escoger el mejor ambiente de aprendizaje para sus hijos; puesto que, como sabemos de sobra, cada niño(a) es único y diferente.
El derecho a escoger, una piensa, es la cosa más obvia del mundo. Cada día, nosotros lo ejercemos en los Estados Unidos de Norteamérica. Somos libres de usar el modelo de teléfonos que se nos antoja, las compañías y planes de los celulares que más nos convienen y lo mismo pasa con casi todos los demás aspectos de nuestra cotidianidad; ya sea el supermercado, el banco, el gimnasio, el seguro médico o la universidad. No obstante, cuando se trata de las escuelas públicas tradicionales, usted no tiene otra opción que mandar a sus polluelos a la escuela que le han asignado en función de su código postal.
Para quienes viven en códigos postales dónde hay muy buenas escuelas, este arreglo es ¡fenomenal! Para los que viven en áreas dónde las instituciones de enseñanza operan con bajo (o pésimo) rendimiento, la realidad es muy triste y pesarosa.
¿Por qué?… porque si no tiene usted los medios para pagar por otra OPCIÓN ESCOLAR, sus hijos estarán obligados a asistir a un plantel donde la excelencia académica brilla por su ausencia.
Desde luego, hay formas de darle la vuelta al sistema. Pregúntele a cualquier agente de bienes raíces y ella le dirá que una de las razones más contundentes para que un ser pensante -y con cachorritos- compre o alquile una propiedad, es el infalible, inefable, invictus argumento de mudarse a una zona en la cual las escuelas están catalogadas como de las mejores. El que no pueda pagar por tal privilegio, se queda, como decimos en mi media isla tropical: “con una mano delante y otra detrás”.
Entonces, para resolver este dilema de segregación socio-económica, surge la OPCIÓN ESCOLAR, cuyo propósito principal es darle una salida a aquellas familias que poseen recursos financieros limitados.
Así pues, la OPCIÓN ESCOLAR, como derecho y como movimiento, es uno de los pilares más importantes en el avance de una agenda de que defiende la igualdad social dentro de las comunidades desfavorecidas, sean éstas pobres, latinas y/o de color.
¿Qué tienen en común Barak Obama, Sonia Sotomayor y Condoleezza Rice?… ¡que recibieron una educación privada de alta calidad! De haber asistido a una escuela cayéndose a pedazos, es muy posible que no habrían llegado a ser quienes son hoy.
Las becas, los vouchers, las cuentas de ahorro para la educación (ESAs), las escuelas magnets, las escuelas charter, las escuelas privadas, la educación a distancia, la educación desde el hogar, la suma de todas las anteriores y sus múltiples posibles combinaciones, son salidas. Y son esas salidas lo que sacará de la pobreza a nuestros hijos y a todos los segmentos de la sociedad a quienes se les ha negado el derecho a escoger la excelencia debido a su código postal.
El derecho a una buena educación, aunque no tenga usted la billetera para pagarla, es el dilema de justicia social más importante de esta generación. Las celebraciones de enero son, simplemente, un recordatorio. No olvidemos, pues, que todos los niños merecen tener acceso a una educación de alta calidad que se ajuste a sus necesidades y lo prepare para hacer realidad el sueño de un futuro mejor. Y es eso, precisamente, lo que hemos estado celebrando con las opciones escolares.

Advertisements

¿Alguien dijo estrés?


de Hergit Penzo Llenas
Directora Nacional de Participación Hispana
para American Federation for Children

Mi amiga Jennifer tiene serias lagunas mentales. Me cuenta que cuando trata de recordar algunas cosas que le enseñaron en la escuela, no consigue recuperar mucha de la instrucción que recibió. Por ejemplo, ha tenido que aprenderse de nuevo los puntos cardinales y refrescar parte de la historia de su país: ¿quién fue Benito Juárez?, o ¿por qué se libró la batalla de Puebla?
De acuerdo la doctora Meyerson, su terapista, el caso de Jennifer es común en los niños que han sufrido estrés. “Estudios del funcionamiento del cerebro han demostrado que sobre la corteza cerebral se forman cicatrices al experimentar este síndrome. Las conexiones neurológicas creadas bajo estrés producen algo parecido a unos “caminos” por donde viajan los neurotransmisores. Estas rutas son tóxicas y cada vez que la persona -niño o adulto- vuelve a sentirse estresado, él o ella vuelve a desandar lo andado. Es decir, vuelve a sufrir los efectos dañinos del estrés”, explicó la doctora.
Indagando más a profundidad en la infancia de mi amiga, Dr. Meyerson pudo establecer, a través de los reportes escolares correspondientes al período de separación de sus padres, que Jennifer sostuvo un declive académico severo en esa época.
Durante el período de separación de mis padres, yo también pasé por una etapa de cero en conducta. Me torné ansiosa, agresiva y mis propios compañeritos me tildaban de busca-pleitos. Fue mi manera de expresar la frustración de perder lo que hasta ese punto había sido mi núcleo familiar.
Las separaciones maritales no son los únicos detonadores de estrés en un(a) menor. Se ha demostrado, así mismo, que haber nacido en condiciones de pobreza, donde hay violencia (doméstica y/o callejera), poca comida, falta de estabilidad, carencia de cuidados médicos, entre muchas otras cosas, provoca un nivel de estrés tan profundo que debilita la capacidad de memoria y aprendizaje del cerebro -que fue lo que le pasó a Jenny-.
Sin embargo, reza un viejo proverbio que no hay problema sin solución. Las soluciones para lidiar con este veneno son tantas, que si usted hace google: ¿cómo lidiar con el estrés?, recibirá unas 206,000 respuestas a su búsqueda. La mayoría de ellas recomiendan la meditación y el ejercicio como remedios indispensables.
No obstante, menos y menos de nosotros disponemos del tiempo, la dedicación y/o la disciplina para invertir en ejercitarnos y detenernos unos minutos al día para simplemente reflexionar.
A pesar de que la tecnología nos ha regalado la máquina de fregar platos, de lavar ropa y el micro-ondas, nosotros parecemos vivir más y más de prisa cada día, disponiendo de menos horas de calidad para el silencio y las actividades deportivas, lo cual va degenerando en un cúmulo de estrés que nos está perjudicando y perjudicando a nuestros hijos.
Ahora que se aproximan las vacaciones navideñas, hagamos un esfuerzo por robarle un espacio a las veinticuatro horas para practicar un poco la desintoxicación del estrés.
Los resultados, dicen los entendidos, aparecerán muy pronto reflejados en las calificaciones de sus hijos y en la calidad de su vida diaria. ¡Felices pascuas!

“No se trata de cuanto ganas, si no de cuanto gastas”


De Hergit Penzo Llenas
Directora Nacional de Molización Hispana
para la American Federation for Children

“No se trata de cuanto ganas, si no de cuanto gastas”, me dijo mi padre un día de invierno hace casi 25 años. Este consejo ha sido uno de los pilares que han regido mi vida y, definitivamente, una de las razones de la estabilidad financiera que haya podido tener.
Un lustro atrás ganaba apenas unos $12 la hora, es decir menos de $25,000 verdes al año. No obstante, me alcanzaba para cubrir mis gastos y pasear un poquito. Desde luego, no era la Vida-Loca ni mucho menos, pero igual no malpasaba e incluso guardaba un dólar para el día lluvioso o como dicen los americanos: “a rainy day” que es lo mismo que “tener un pe$o para la vergüenza”, como decía Herman Penzo, mi viejo.
“Puedes tener un millón en el banco, mas si te compras un helicóptero de 1.5 millones, te quedas pobre al instante. Sin embargo, si ganas $20 y gastas $15, siempre tendrás un monto positivo del cual echar mano, aunque este sea de $5 pesos. Así de sencillo explicaba el dilema, ¡el secreto!, de la liquidez financiera mi progenitor.
¡Y es que así de sencillo es!… si alguien se toma el tiempo de explicárnoslo y
–MUCHISIMO MÁS IMPORTANTE- no los enseña con su ejemplo.

¿Y a qué viene todo esto?
Pues viene al caso porque nuestros hijos aprenden de nosotros, los adultos en su vida, cómo entender y manejarse con el dinero. Para quienes leyeron “Poor Dad, Rich Dad” (padre rico, padre pobre, en cristiano) este concepto no es del todo ajeno. Tampoco lo es para quienes escuchan predicar el evangelio de la abundancia a través de las charlas como las de Abraham Hicks y otros pastores de variopintas denominaciones.

La falta de conocimiento financiero ha convertido la comunidad hispana en una de las presas mas fáciles de atrapar en las redes de los embaucadores, farsantes, patanes y charlatanes sobre esta bella tierra. Esta falta de entendimiento es, a su vez, pasado de padre a hijo, de hija a nieto, hasta el infinito. De ahí que, los depredadores hagan su fiesta entre y a costa de nosotros.
¡Mucho ojo! A espabilarse. No permitamos que nuestras futuras generaciones tropiecen con la misma piedra. ¡Es hora de levantar los pies! Si usted tiene demasiadas excusas para educarse debidamente sobre el tema de qué es el dinero, cómo trabaja y cuando es propicio tomar riesgos para multiplicarlo, si está demasiado cansada, aburrido, ocupada o sobrecogido por la FALTA de estabilidad financiera en su vida, entonces, POR LO MENOS, permita que sus hijos tomen clases o lean libros sobre alfabetización financiera (finantial literacy). Facilite que se eduquen, “que se empapen” sobre el tema.
Porque, aquí entre nos, ¡ya está bueno!
Ya está bueno de endeudarse hasta las narices, de no tener o perder el crédito, de someternos a tasas de interés exorbitantes, de que nuestros hijos salgan de las universidades con una deuda que les tomará 20 o 3 años saldar.

Este sistema está hecho para que nos lleguen mil solicitudes de crédito por correo y cero, nada, ninguna para educarnos sobre la complejidad de los préstamos, hipotecas, notas bancarias, APRs, ciclos, términos, proporcionalidad entre deuda e ingreso y un montón de otras reglas que gobiernan la economía personal, local, mundial y global -dicho se ha de paso-.
Entonces, ¡manos a la obra, pues!

Vamos a pescar

Hay un proverbio que reza: “dale a un hombre un pescado y le quitaras el hambre ese día. Mas si se enseñas a pescar, le matarás el hambre de por vida.”
Nosotros, los hombres y mujeres que llegamos a los Estados Unidos venimos huyéndole a una realidad que se niega a darnos las herramientas para aprender a pescar. Venimos buscando el conocimiento para prosperar. Y a veces lo logramos. Si carecíamos de un trabajo, aquí lo encontramos, si no teníamos casa propia, aquí la compramos, si andabamos a pie, aquí adquirimos un vehiculo y si en la casa no había televisión o había solo una, aquí nos compramos un par de pantalla planas.
Cuando miramos a nuestro alrededor, reconocemos con alegría que los niños tienen qué comer, dónde dormir y una tele para jugar con la consola de video. Es decir, tienen mucho más de lo que quizás sus padres tenían a la misma edad. Llegados a ese punto, a veces, algunos nos damos por satisfechos.
Agregamos una parrillada a la orilla de un lago el domingo y unas cervezas frías al final de la tarde. Y así, como a una hormiga a la cual se le acaba el universo al borde de la hoja, nos contentamos con vivir este sueño pequeño: un universo que abarca cama, casa, comida y trabajo.
Mientras tanto, a fuera de esas cuatro paredes de lucha, apetitos y descanzos hay otro mundo. Ese mundo es tan grande como lo es la selva amazónica con relación a una hojita. Es un mundo lleno de posibilidades, en el cual sueños mayores esperan. Y usted lo sabe. Sabe que la vida es otra cosa. Que hay un rincón del alma todavía sin saciar. Desconociendo como llenar ese espacio de algo significativo, nos volcamos en el marido, en comprar chucherías, en ver novelas, en pasivamente orar por algo, lo que sea que ocupe la mente por un rato. Sin embargo, todo lo citado con anterioridad no sacia ese vacio. Pero optamos por no pensar en eso; o quizas, cuando reflexionamos, no nos gusta escuchar la vocecita que nos dice: “sabes que tu existencia no es vivir en la rutina”.
Colmadas las necesidades básicas, del otro lado de la animal supervivencia, queda una tierra prometida. Esa tierra prometida es un lugar próspero y fecundo, en la cual la creatividad humana es puesta a prueba para generar soluciones ingeniosas a los miles problemas que nos quedan por solucionar en este país, en particular en el Estado de Tennessee y específicamente en la ciudad de Memphis, donde las tres cuartas (3/4) partes de los niños en 8avo grado no están leyendo a nivel.
Hoy, quisiera hacerle una invitación a dar un paso fuera de la hoja que constituye su universo personal, a fin de participar en un movimiento revolucionario. Únase a quienes buscamos crear cambios en la educación local. No espere a que alguien atrape el pescado y se lo entregue. Salga con nosotros a pescar. Encuéntrenos en Facebook bajo School Choice Now o escribanos a CLLenas@FederationFor Children.org

Si no estamos sentados en la mesa, somos parte del menú

images

 
De Hergit Penzo Llenas

Directora Nacional de Participación Hispana
para la American Federation for Children

Desde hace tiempo los legisladores de Tennessee han tenido la oportunidad de pasar diversas propuestas de ley que crearían Opciones Escolares*(ver articulo anterior). No obstante, las propuestas no han pasado, a pesar de que muchas encuestas hablan del inmenso interés que tenemos por ellas.

En teoría, el deber de los legisladores es representarnos, pero una cosa es la teoría y otra es la práctica. En la práctica, los funcionarios públicos están aliados con este círculo o con aquél.

Una organización muy poderosa, con la capacidad de ejercer mucha presión, es el Sindicato Nacional de Maestros, (conocido por sus siglas en inglés como NEA). La NEA tiene una postura muy definida en lo que se refiere a la Opción Escolar: simplemente, la odia.

De ahí que, haya entablado varias demandas judiciales oponiendo los programas de becas/vouchers/cuentas educativas de costa a costa. El caso más reciente se escuchó en la Florida, donde la Suprema Corte decidió a favor de los padres y en contra del sindicato. En Nevada, la NEA está peleando la Education Savings Account, una cuenta que permite dar fondos estatales a cualquier familia que elija educar a sus hijos fuera del distrito escolar.

¿Por qué odia “la unión” el derecho a estas opciones?…pues, una cosa es lo que ellos dicen y otra es la que sugiere el sentido común. Desde su punto de vista, todos los fondos destinados para la educación escolar le deben pertenecer a las escuelas públicas. Necesariamente, ¿hay que poner todos los huevos en una sola canasta?…

La evidencia demuestra que invirtiendo más dinero no se ha mejorado la calidad de la educación. Si no, ¿cómo se explica que en las últimas décadas los presupuestos escolares han ido en aumento mientras que la calidad de la educación ha ido en deterioro? Si el dinero resolviera el problema, EEUU tendría la mejor educación del mundo.

Usando el sentido común, argumentamos que la Opción Escolar da a los maestros la manera de trabajar independientemente. Por ejemplo, abriendo cooperativas, enseñando a domicilio, dando tutorías, solo por citar algunos escenarios. En estos escenarios, la sindicalización no es necesaria. ¿Puede un sindicato sobrevivir sin las contribuciones de sus miembros?…

A fin de asegurar su propia supervivencia, han obstaculizado el crecimiento de las Opciones Escolares para proteger sus propios intereses.Como archi-enemigo de la Opción Escolar, la NEA ejerce presión sobre los legisladores, a quienes le pagan por sus campañas. En consecuencia, el destino de nuestros niños a tener acceso a mayores alternativas educativas está atrapado en las redes de la politiquería.

Los legisladores entienden que los niños necesitan otras alternativas, mas no se sienten obligados a favorecerlas, ya que ¿para qué buscarse un problema con el partido o con el sindicato?

Ahora bien, cabe preguntarnos ¿y si se buscan un problema con nosotros? A nuestros legisladores les interesa mantenerse en el poder. Como votantes, nosotros podemos dar o quitar ese poder. Si se niegan a representarnos, nosotros le negamos la posibilidad de re-elegirse. Si usted quiere que en Tennessee existan Opciones Escolares para sus niños, hágase sentir.

Not having a native English accent, is it an impediment?

ESL1

by Hergit Penzo Llenas

Today, sixty percent of all the nations on Earth speak English (Oliphant, 2010), 335 millions of whom are native English speakers (Lewis, 2015). The rest, which are estimated to be over 2.6 billion people, are considered non-native English speakers (NNE).  I am a NNE, also known as an L2 learner, or English as Second Language (ESL) learner. As in my case, most L2 learners primarily learned grammar and vocabulary in school, and had limited to no exposure to pronunciation training and instruction, especially during the early stages of learning where it is needed the most (Derwing, 2010). A vast body of evidence suggests that oral proficiency can only be achieved through targeted instruction (Saito, 2011). Phonological instruction greatly impacts the L2 overall intelligibility. Even after achieving a high degree of proficiency, if the L2s’ pronunciation is lacking, he or she may not be able to make themselves understood (Atli & Su- Bergil, 2012). The lack of pronunciation teaching contrasts with the L2 learners’ desire to achieve a native like speaker pronunciation (Pourhossein, 2011). On one hand, teaching pronunciation remains largely neglected, and on the other, data demonstrates that a large percentage of English as Second Language (ESL) students seek to achieve a native-like accent (as cited in Murphy, 2013, p. 259). Should it be the goal of L2s to aspire a native-like status, or should it be to become a proficient bilingual speaker?

Understanding pronunciation

What is pronunciation? It can be defined as speech articulation or a “sub-skill of speaking” (Pourhossein, 2011), it is also considered “one of the most complex human motor skills” (Hu et all, 2012), and Canarajah describes it “as the linguistic feature most open to judgment” (as cited in Murphy, 2013, p. 260). It is so complex because it is a very dynamic process, one that engages many neural resources at different stages over a stretch of time. (Hu et all, 2012) This process entails, among other things, to be able to connect a sound to a symbol, then this symbol has to be stored in the memory, later is has to be retrieved from the memory and replicated or mimicked verbally in the form of a sound, all of which involves a network of neural mechanisms such as the left insula, the temporal areas, the cerebellum, the basal ganglia and other articulator and auditory organs like the tongue, the lips, the teeth and the ears (Hu et all, 2012). If an adult L2 learner accomplishes some of the previous steps with a high degree success, there is still a great chance that the sound s/he mimics will not be the same as the one produced by a native speaker (Hu et all, 2012). For the purpose of the present work, we will use Crystal’s definition of accent, who defines it as: “The cumulative auditory effect of those features of pronunciation that identify where a person is from, regionally or socially” (2003). The question remains: is this inability to reproduce native-like accented speech an impediment to effective oral communication?

 Comprehensibility, intelligibility and accentedness

According to many second language acquisition theorists, L2 speech should be judge based on the concepts of accentedness, intelligibility and comprehensibility (Atli & Su-Bergil, 2012). Accentedness is the degree of difference between the pattern a listener expects to hear from an utterance and the actual delivery of that utterance in a pattern that differs from such expectation (Saito, 2011). Intelligibility refers to “the degree to which a listener understands a speaker” and comprehensibility is “a judgment of how easy or difficult an individual’s pronunciation is to understand” (Derwing, 2010). All of these concepts are technical terms that describe facets of L2 pronunciation.

Murphy meets Bardem: The importance of supra segmental features

 

In the winter of 2010, the linguist John M. Murphy (2013) watched an interview with Javier Bardem, the award winning movie star. The interview was aired without close captions on the Public Broadcasting System in the United States. Javier’s first language is Spanish. His speech exhibits a marked non-native English accent. The linguist was intrigued by Bardem’s mix of accented, but intelligible and comprehensible pronunciation. Motivated by this interview, he sought to determine if Javier’s speech could be used as a supplementary model to teach pronunciation to ESL learners. The following were the four research questions:

  1. “Is Javier Bardem an intelligible, comprehensible non-native English speaker (NNES)?
  2. What are some of the qualities contributing to the intelligibility and/or comprehensibility of Bardem’s speech? What is he doing well?
  3. What are some of the qualities impeding the intelligibility and/or comprehensibility of Bardem’s speech?
  4. What are some of the qualities contributing to the non-native accentedness of Bardem’s speech?” (Murphy, 2014, p. 262)

In order to address the question, a group of 34 ESL professionals were chosen to complete a 16 question questionnaire.  The group consisted of faculty members, researchers, ESL teachers, administrators, recent graduates, coordinators, and pronunciation tutors. The participants were asked to indicate various levels of agreement or disagreement regarding a set of statements. The results showed that 100% of the respondents agree or strongly agreed that Javier’s accent is different from native English Speakers. At the same time, 100% of them also agreed or strongly agreed that they found him very easy to understand.

Findings

An analysis of their responses revealed key characteristics that made Javier’s speech easy to understand. For one, he made an effective use of paralinguistic features such as facial expressions, and hand movements (94%). He also efficiently used linguistic features such as  intonation (88%), rhythm (88%) and sentence-level stress (82%) -which are known by the technical term of supra segmental features-.  Seventy percent of the judges agreed or strongly agreed that his word endings were very clear; though he did commit some other segmental errors (individual sounds), for example, when pronouncing “banity” instead of “vanity”, “especific” vs “specific”, or “theengs” vs “things.”

Yet these errors did not seem to lessen his intelligibility.

Others concur

Murphy’s findings were similar to those published by Abbas Pourhossein (2010). In his study, it is revealed that supra segmental features are more important than segmental ones as they constitute a crucial component of understanding and training L2 speakers. He claims that “Individual sounds are not in themselves very important to intelligibility (…) a learner with good stress and intonation and poor pronunciation of, say, ‘th’, is very easy to understand”(75).

 Professor Saito’s study: Awareness of segmental features

Nevertheless, while Pourhossein and Murphy both speak of the importance of the paralinguistic and supra segmental linguistic features, Saito (2011), focused on the segmental aspects of L2 learning.  His study was based on twenty adult native Japanese speakers (NJs) of English in ESL.To conduct this study, Saito randomly selected 20 native Japanese speakers. All but four participants had just arrived to upstate New York. The others had been living in the United Stated a bit longer, an average of 2.3 months. The twenty students were taking regular university level classes as well as two to three ESL classes per week. They self reported to be highly motivated to learn, and used many daily opportunities to practice English. The group was divided into two, with 10 participants belonging to a control group, and 10 belonging to an experimental group. The control group, unlike the experimental group,did not receive instructional treatment, although the control group was not informed of this. The study consisted in exposing the experimental group to four-hour explicit phonetic instruction: one hour every week for four weeks. In the meantime, the control group read in the library. Every participant had to take a pre-test and a post-test, including a sentence-reading task and a picture-description task.  The chosen sentences were loaded with problematic individual -or segmental- sounds for a Japanese native speaker, for example: f,v,w,l, ɹ,ð,æ,θ. The post-test took place two weeks after their last lesson. Four raters were assigned to listen to the recorded data. The listeners were experienced instructors of phonetics and/or ESL at the university where it was conducted. Their job was to rate the speakers in a scale from 1 to 9 on accentedness and comprehensibility (for the first rubric:1 being = native like, and 9= heavily accented;  and for the second rubric:1 = no effort to understand to 9= very hard to understand).

Findings

The results showed no significant difference in the context of accentedness, either in sentence-reading nor in picture-description. However, there were significant gains with respect to comprehensibility, particularly in performing the sentence reading task. The experiment confirmed that with feedback and targeted instruction, ESL learners do not necessarily lose their accent, but do exhibit “general improvement in comprehensibility.” Saito, concurring with Murphy, concludes that although some features of accent may be very marked, they don’t interfere with intelligibility.He also urges teachers to develop L2 phonological awareness, and stresses the significance of making the L2 students consciously aware of the difference between their own individual sounds and those produced by a proficient speaker.

Conclusion

One could argue, then, that acquiring a native speaker pronunciation is not essential to become a successful multi competent speaker, since many studies demonstrated (Saito, 2011; Atli, 2012; Murphy, 2013) that native-like speech is not essential for comprehension and intelligibly.  Furthermore, only 5% to 15% of adult ESL learners ever manage to reach accent free speech (Hu et all, 2013). In fact, according to Saito (2011), those non native speakers who have achieved native-like accent are to be counted among the exceptions, not the rule.  By shifting their focus towards supra segmental proficiency, non native speakers can improve their oral communication, which may result in becoming more intelligible speakers. Instead of favoring some assumptions that make L2s believe they ought to sound like a native English speaker, Second Language learners should aim at raising their own level of awareness of the phonetic alphabet, which can be achieved through instruction as recommended by Saito. In addition, they should learn basic linguistic features, such as rhythm, intonation, and word stress. Ultimately, when it comes to L2 pronunciation, the importance of producing native-like speech is second to being easily understood.

 

 

 

 

References

 

Atli, I. & Su Bergil, A.  (2012). The effect of pronunciation instruction on students’ overall speaking skills.  Procedia-Social and Behavioral Sciences, 46, 3665-3671. doi:10.1016/j.sbspro.2012.06.124

 

Canagarajah, S.  (2005). Editor’s note. Tesol Quartely, 39, 365-366.

Chiu, Y.  (2012). Can film dubbing projects facilitate EFL learners’ acquisition of English pronunciation?  British Journal of Educational Technology, 43, 24-27.

doi: 10.1111/j.1467-8535.2011.01252.x

 

Crsytal, D. (2003) A dictionary of linguistic and phonetics. Oxford: Blackwell.

 

Deng, J., Holtby, A., Howden-Weaver, L., Nessim, L., Nicholas, B., Nickle, K., Pannekoek, C., Stehan, S. & Sun, M.  (2009). English pronunciation research: The neglected orphan of second language studies. Retrieved from http://pmc.metropolis.net

 

Derwing, T.M. (2010). Utopian goals for pronunciation teaching. In J. Levis& K.K. La Velle (Eds.), Proceedings of the 1st Pronunciation in Second Language Learning and Teaching Conference, Iowa State University, Ames, IA.  Iowa State University.

 

Ducate, L. & Lomicka, L.  (2009). Podcasting: An effective tool for honing language students’ pronunciation?  Language Learning & Technology,13 (3), 66-86.  Retrieved from http://llt.msu.edu/vol13num3/ducatelomicka.pdf

 

Hartshorn, J.  (2013). An analysis of ESL learner preference for native accent retention and reduction.  The Journal of Language Teaching and Learning, 2, 1-20. Retrieved from http://www.jltl.org/jltl

 

Hu, X., Ackermann, H., Martin, J., Erb, M., Winkler, S., & Reiterer, S.  (2012). Language aptitude for pronunciation in advanced second language (L2) learners: Behavioral predictors and neural substrates.  Brain & Language, 127, 366-376.

doi: 10.1016/j.bandl.2012.11.006

 

Khan, N. & Ali, A. (2010). Improving the speaking ability in English: The student’s perspective.  Procedia-Social and Behavioral Sciences, 2, 3575-3579.

doi: 10.1016/j.sbspro.2010.03.554

 

Murphy, J.M.  (2013). Intelligible, comprehensible, non-natives models in ESL/EFL pronunciation teaching.  System, 42, 258-269.  Retrieved from http://dx.doi.org/10.1016/j.system.2013.12.007

 

Lewis, M. P., Simons, G., & Fennig, C. (Eds.), (2015). Ethnologue: Languages of the world. Dallas. Texas: SIL International. Retrieved from: http://www.ethnologue.com

 

Oliphant, R.  (2010). How to be an effective user of standard worldwide American  pronunciation English.  Speaksharp, 6 (2) 10-120.  Retrieved from http://doaj.org

 

Pourhossein Gilakjani, A.  (2011). Why is pronunciation so difficult to learn?  English Language Teaching, 4(3), 74-82.  doi: 10.5539/elt.v4n3p74

 

Saito, K.  (2011). Examining the role of explicit phonetic instruction in native-like and comprehensible pronunciation development: An instructed SLA approach to L2 phonology.  Language Awareness, 20(1), 45-59.  doi: 10.1080/09658416.2010.540326

 

¡Y ahí está el detalle!

students medice school
de Hergit Penzo Llenas

La Universidad de Nevada Las Vegas (UNVL) ya está lista para darle al sur del Estado de plata una escuela de medicina a la altura de las mejores del país. “Nuestra visión es tener una escuela de medicina tan reconocida por su alta calidad como lo son las Escuelas de Derecho y de Odontología de UNLV” dijo Dan Klaich, quien es el Canciller del Sistema de Educación Superior de Nevada (conocido por sus siglas en inglés como NSHE).
El Canciller emitió este enunciado en una reunión con un grupo de líderes hispanos quienes fungen como voceros del Latino Leadership Council y la Cámara de Comercio Latina. Ambas organizaciones hispanas dicen apoyar la idea de una escuela de medicina local, siempre y cuando UNLV se mantenga firme en su promesa de:
a) contratar maestros que cultural y étnicamente representen la gran diversidad de personas que habitan en Las Vegas
b) reclutar, retener y graduar estudiantes que igualmente sean representativos de la composición demográfica de nuestra ciudad.
Al ser cuestionada sobre cómo pretende garantizar la diversidad del estudiantado, la Decana de la carrera de medicina, Barbara Atkinson, no pudo más que sugerir soluciones a través de ayuda financiera, o sea becas. Y luego pasó a decir que “Kansas, es muy similar a Las Vegas en el sentido de que tiene casi la misma cantidad de habitantes y una marcada división entre las zonas rurales y las urbanas. La Escuela de Medicina de UNLV se enfocará en las necesidades urbanas: geriatría, salud mental, abuso de substancias, problemas respiratorios y cardiovasculares. Además, planeamos adoptar un sistema de enseñanza basado en la solución de problemas en lugar de otros métodos en los cuales los alumnos son expuestos al contenido didáctico materia por materia. Bajo este novedoso currículo, el caso de un paciente actuará como punto de partida y desde allí se derivarán los demás aspectos de la enseñanza. De esta manera, toda una serie de elementos provenientes de múltiples ramas de la ciencia médica se irán encadenando con el caso en cuestión. El estudiante aprenderá a investigar y solucionar el problema planteado, en vez de intentar memorizar las respuestas plasmadas en un libro. El conocimiento, (que continuamente se expande) requiere que el profesional de la medicina del mañana se convierta en un solucionador de problemas,” explicó la decana con una dicción impecable y su voz bien modulada.

Para que este proyecto se concretice en el otoño de 2017, UNLV requerirá de unos 27 millones de dólares que han de provenir de las arcas gubernamentales, que es lo mismo que decir de su bolsillo, amigo lector, y el mio.
Una vez quede  resuelta la parte financiera, nos queda empezar a considerar si nuestros hijos e hijas estaran o no en condiciones académicas satisfactorias para sumarse a las filas de la Facultad de Ciencias de Salud de UNLV.
Porque, aquí entre nos, los estudiantes hispanos brillan por su ausencia en las escuelas secundarias especializas en cualquier tipo de ciencias. Y ahí,como diría Cantinflas, ¡está el detalle!

Un precedente que hay que romper

US President George W. Bush(L) reads to
No ocurre  a menudo que los maestros del distrito escolar de Clark County (CCSD) regresen de sus vacaciones un mes antes para abrir la puerta de sus aulas.No ocurre a menudo, pero ocurre. De hecho, este mes de Agosto, 360 niños de cinco a ocho años de edad se sirvieron de un programa de verano, llamado Literacy LIftOFF*, cuyo propósito es ayudar a aquellos pequeños que más necesitan de un empujoncito. ¡Literacy LIftOFF*, además, es gratuito!

La ocasión es para celebrar porque la iniciativa, tanto en años anteriores como en el presente, le ha proporcionado a los participantes la oportunidad de recibir una enseñanza personalizada, intensa y tan profunda que en el espacio de unas cuantas semanas los niños experimentan un salto prodigioso.

Un salto hacia su crecimiento emocional, personal y académico.

En lo emocional, los pichones aprenden a despedirse de sus padres sin caer en una crisis de llanto, pues comienzan a perder la ansiedad que les produce el adiós, también aprenden a interactuar con otras personas fuera del círculo familiar y empiezan a hacer nuevos amigos.

En lo personal, al familiarizarse con las rutinas de la escuela antes que el resto del estudiantado, los chicos de Literacy LiftOff tienden a ser más desenvueltos. Como resultado, el día de la apertura oficial, ellos sirven de modelo, convirtiéndose así en los guías de su clase, en los líderes de sus compañeros.

En lo académico, se ha podido constatar una ganancia evidente y documentada en las áreas de reconocimiento de letras, fluidez, vocabulario, escritura, lectura, comprensión, etc.

Con tan buenas noticias, cualquiera asumiría que la tarea más fácil para los coordinadores de Literacy Liftoff ha sido conservar sus participantes. Sin embargo, este es el mayor obstáculo, pues a los padres no  solo les da trabajo traer a sus hijos a la hora exacta, si no que les da trabajo traerlos y punto.¡Qué lástima!, cuando hay tanto que ganar y nada que perder. Ojalá que el próximo verano nuestros padres digan ¡presente! y rompan con este penoso precedente.

*Literacy LiftOFF es una iniciativa de The Public Education Foundation y es dirigida por la Dra. Beverly Mathis

La Brecha

Man jump

http://eltiempolv.com/opini%C3%B3n/brecha

En la ciudad de Santiago de los Treinta Caballeros había una escuela llamada La Esperanza que fue construída y subvencionada por la Compañía Anónima Tabacalera. En La Esperanza los pálidos hijos del presidente de la fábrica y los hijos morenos de los obreros y campesinos recibían la misma educación.
La calidad de la docencia y del curriculum eran comparables a la de las mejores escuelas privadas de la época. El desempeño académico de los egresados de La Esperanza, apesar de la etnia oscura y el origen humilde de muchos de ellos, estaba a la altura de los alumnos procedentes de los institutos destinados a la clase alta, o media alta. Es decir, que no existía disparidad entre ricos y pobres, la condición racial o socioeconómica de los estudiantes no determinaba la calidad de la educación que recibían. En el argot educativo esta disparidad tiene un nombre, se llama:brecha académica. Esta es medida los Estados Unidos al recoger, entre otros, los resultados de los exámenes estandarizados, los grados, la tasa de deserción escolar y el número de graduados universitarios perteneciente a cada grupo.
La brecha académica existe en todas partes del mundo y aquí es más evidente entre los hispanos y afroamericanos, cuyos logros académicos están muy por debajo que sus contrapartes blancos. De hecho, la brecha académica entre los estudiantes hispanos y los blancos no ha disminuido en las últimas dos décadas, según un reporte publicado en 2011 por The National Center for Education Statistics (NCES), una subdivisión del Departamento de Educación de los Estados Unidos. Esta brecha, así mismo, es significativamente mayor en el caso de estudiantes en cuyos hogares no se habla el idioma inglés. Para estos estudiantes, el aprender un nuevo idioma se suma a la tarea de aprender a leer y a escribir. Son English Language Learners (ELL) y como tales tienen que trabajar más duro, decodificar más. Ahora bien, toda lengua es un código. Una vez el niño(a) aprende a descifrar el código de un idioma, puede transferir esa habilidad al otro. Por eso, y para ayudar a los hijos a recorrer parte del camino, los entendidos recomiendan que los padres alfabetizen sus chicos en su lengua natal. De esta forma los padres o tutores pueden ser parte de la solución en la titánica faena de cerrar la brecha académica. De ahí que, la participación activa de los padres en la educación de sus hijos es de rigor, pues no hay escuelas como La Esperanza en cada esquina y el actual sistema educativo no provee soluciones inmediatas o suficientemente rápidas para eliminar la distancia, a veces abismal, entre hispanos y blancos, ricos y pobres. Al problema de la disparidad hay que encontrarle soluciones. El soporte familiar es una de ellas, no es la única, pero es una que usted puede empezar a implementar ahora mismo.

El magisterio es sexy

happy-teacher2

La profesión de educador carece del respeto y de la reputación que solía tener en la sociedad americana hasta hace apenas unas cuantas décadas. Debido a esta crisis (¿de percepción?) a nuestra juventud no le atrae esta carrera por considerarla un oficio menor. Cada día menos estudiantes se enlistan en el magisterio. Sin embrago, tanto a nivel estatal como a nivel nacional, el déficit de maestros va vertiginosamente en aumento.
Para ayudarle a entender la envergadura de este problema le voy a dar una imagen que vale cien mil palabras: yo he visto a un director de escuela ahogarse en lágrimas de impotencia y de frustración al pensar en la posibilidad de tener que abrir su plantel con seis o siete maestros sustitutos. ¿Por qué? Porque un sustituto generalmente carece del aval, la experiencia y el entrenamiento para darles a sus hijos, señores lectores, la clase de educación de calidad que ellos se merecen.
Al analizar la carrera de educador, ¿está el vaso medio lleno o medio vacío?
Por un lado, se dice que es una carrera pobremente recompensada y un verdadero martirio. Por otro, ¿no será la ocasión perfecta para redefinir la trayectoria de una vida, cambiar el curso de una historia, formar y reformar otro ser humano, quien, de lo contrario, pasaría por su tiempo sin haber explotado toda su potencialidad?
De esto último habló el cantante Clint Holmes, quien nos contó que debía su exitosa carrera en Las Vegas a su maestra de quinto grado. Ella “fue responsable de haber implantado en mi cerebro la idea de aprender a tocar un instrumento musical: el saxofón. Sin ella, hoy yo no estaría aquí,” dijo Clint.
¡Y es que de eso se trata! El magisterio, cuando está bien impartido, tiene la capacidad de desenterrar los talentos, de pulir las habilidades innatas, de ayudar a vencer los miedos, de elevar las habilidades naturales y presentes en cada niño a fin de vencer la batalla contra la ignorancia y el analfabetismo.
Se podría decir que un maestro es un semi-dios, cuya responsabilidad es convertir día a día el polvo en barro y el barro en una pieza magistralmente lograda. Un semi-dios íntimo, humano e imperfecto, pero igual, con el talento maravilloso de dar un giro al eje de una existencia.
Mi propia existencia tuvo su redentora. Fue mi maestra de tercer grado: Doña Lucía de Jesús Álvarez. Mi mentora y mi amiga hasta un día del 2012 cuando murió. Y es por personas como ella, que entienden el papel inconmensurable, vital e importante que juegan en nuestras vidas, que el magisterio es un vaso medio lleno, o como diría la Doctora Edith Fernández al referirse a esta bella vocación: “es una profesión sexy.”

http://eltiempolv.com/opini%C3%B3n/aqu%C3%AD-entre-nos-28<a