Canciones del Camino: A mi madre

by hergit11

ginette

Te mira a los ojos y dice
¿A dónde vienes o a dónde vas?
Y después, sin miramientos,
Esto está bien o está mal
O si no
¡Espérate m’hija que esto no procede ya!
Mi madre, mujer bonita,
Es danza flamenca al hablar
Mi madre, mujer bendita,
Repele al que manda allá
Y es por esa fe tan grande,
Que se ha hecho proverbial
Que mamá revive flores o
Llega un giro fortuito
Sin la dirección postal
De sus miles cantaletas un libro se escribirá:
Que ser manso cual paloma,
Pero pendejo ¡qué va!
Que si en mar revuelto, ¡chica!
Las redes hay que tirar
Que no se tiran las piedras si es que el techo es de cristal
Que no se tiran y punto
Que en esta tierra no hay santos
Y los santos verdaderos no son dados a juzgar
Mamá se encierra en la casa
Y no se quiere peinar
Mi madre, mujer tan sana,
Le teme a la soledad a sabiendas que es en calma cuando más a gusto está
Estoy tan sola y tan triste se repite sin cesar
Mi madre, que es poderosa,
Pudiera el cielo bajar,
Mas la tristeza, enemiga, no consigue exorcizar
Mi madre discute a Einstein y a Kundera, la magia, la cábala
Y hasta los sueños, si quieres,
Te los puede interpretar.
Mi madre, mujer valiente, mordió el dedo a un capataz,
No le teme al general
Mi madre, mujer chiquita, es de armas a tomar
A mi madre, en una tarde, la vinieron a buscar
Usted señora va presa, mal le espetó un oficial
Mire, “agente,” pise fino
Que al senador tal y cual esto no le va a gustar
Y el agente, consternado, pidió perdón por hablar
En ese mismo segundo, por nuestra puerta de fondo
El activista, un imberbe,
Salió corriendo de prisa y no le se vio jamás
Mi madre: corazonadas
Llama en plena madruga’:
“Hoy no vayas a nadar”
Los que la quieren se ríen,
“Es que puede ser verdad”
Y aquellos que no contestan,
Van por el barrio diciendo ¡está loca la señora, ¡patatín y patatán!
Malgastando sus aciertos, el hijo de Carmencita se estuvo a punto de ahogar
Mi madre, la cibaeña,
Sabe del arte oriental
Que poniendo aquí, moviendo allá,
Se invierten las energías
Se alcanza prosperidad
Mi madre, samaritana, te da de su mismo pan
Aunque en el día postrero le falte un poco de sal,
Pero aún cuando sucede la protege su guardián
Porque a mi madre ¡caramba! le llueve maná de Alá
A mi madre la expulsaron de su templo los testigos de Jehová
Y es que mi madre, en su pecho,
Lo mismo recibe a Cristo, a Buda, al yoga indio
O al otro indio tranquilo que es un peruano, chamán

Mi madre, 11 de Marzo,
Dio con el joven maestro quien llegó a ser mi papá
Y es un misterio, mi amigo, un silencioso pujar
Uno a otro se reprochan y se culpan por igual
Cincuenta años de historia y sin se piensan,
Sin pensar…
Mi madre, he aprendido, se muere por un majar, pero odia cocinar
Le disgustan los aviones y se pela por viajar
Ha vivido en Nueva York, en Miami y Anaheim
Ha viajo por España, por Brujas y Samaná.
Mi madre, que ya no es joven,
Tiene gran vitalidad
Y se quisiera casar con un hombre con canitas
Sea en Las Vegas o en Dubái

Advertisements