Un hombre GRANDE: Luis Bonilla

by hergit11

LUIS CABINA 1280AM
“Comfort the afflicted, and afflict the comfortable”
Finley Peter Dunne

Con una trayectoria de treinta y seis años en los medios de comunicación, Luis Bonilla ha sabido “dar consuelo a los afligidos y aflicción a los cómodos” como dijo al famoso Finley Peter Dunne al describir la labor de un periodista.
Combinando su carrera profesional con su compromiso existencial, Luis ha puesto su talento al servicio de los más necesitados a través de tele-maratones y extensos radio-maratones, a fin de colaborar con diversas causas humanitarias. También ha sabido estimularnos con preguntas inteligentes, preguntas que buscan dentro de nosotros mismos como individuos y colectivamente, como sociedad, las respuestas a interrogantes que no quisiéramos -a veces- plantearnos.
De origen ecuatoriano, ha vivido en Las Vegas desde 1973.
Luis Bonilla escribió su nombre en el salón de la fama en el 2004 cuando la Asociación de Radiodifusión de Nevada (Nevada Broadcasting Association por sus siglas en ingles), le hizo- un reconocimiento por su excelencia entre los profesionales de la radio y la televisión.
Luis es un lince a la hora de reconocer las oportunidades para difundir las raíces culturales y las tradiciones de los pueblos, por lo que ha negociado los derechos de retrasmisión de diversos eventos. Entre estos cabe destacar la cobertura del festival chileno de Viña del Mar, el desfile de la Independencia de México en Los Angeles, al cual asisten aproximadamente medio millón de personas; y la celebración a la virgen de Guadalupe, de quien es devoto.
Graduado como contador público y entrenado en el arte de la locución, Luis pasó por muchas vicisitudes al llegar a los Estados Unidos. Fue lavador de platos, carpintero y joyero. Llegó a este país sin dominio del idioma, sin amigos ni familiares y tuvo que aprender a vivir solo. “Estos retos, en lugar de amedrentarme, moldearon mi carácter”, nos dice.
Desde hace años es su propio jefe: un productor-anfitrión exitoso que se permite el lujo de hacer lo que le gusta; o sea “usar la creatividad para ayudar y entretener a los demás mientras disfruto a nivel personal.”
Sus amigos los describen como un hombre GRANDE, grande de pensamientos, grande de corazón, grande en su fortaleza.
En la pared de su oficina, alto cual si fuera su bandera, cuelga un cuadro que tiene escrito una sola palabra gigantesca: INTEGRIDAD: que es la cualidad de quien tiene entereza moral, probidad, honradez, rectitud.
Y es por ser un hombre que ha sabido dedicarse a una vocación con un corazón inmenso y con mucha integridad, que hoy celebramos al hombre y al locutor, al hábil vendedor y al productor creativo, al incansable guerrero y al incisivo interlocutor que es nuestro admirado Luis Bonilla.

Advertisements